Engagement

Este anglicismo podemos interpretarlo como «el compromiso de una relación». El concepto podemos aplicarlo con la plantilla, cliente, accionista, etc., en su relación con la empresa.
Desde el punto de vista del mercado, el concepto se correspondería básicamente con la suma de los niveles de vinculación, fidelidad o lealtad de los clientes y consumidores a una determinada marca y/o empresa, que determina el grado de compromiso emocional que una empresa obtiene en sus clientes, que está íntimamente asociado al nivel de recomendación que se obtiene.

Publicado por

Fran Gutierrez

Soy Fran Gutiérrez. Este blog nace de mi profunda convicción de que el conocimiento es el único activo capaz de apalancar el futuro sostenible de nuestra sociedad, y de que todas las empresas tenemos aún muchas lecciones que aprender y aplicar para aspirar a ser organizaciones socialmente competitivas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *